Cómo mantener limpia la casa durante las vacaciones

Cómo mantener limpia la casa durante las vacaciones

Si vas a disfrutar este año de unas largas vacaciones estivales, es probable que a su vuelta se encuentre con acumulación de polvo, desagües con mal olor, etc.

Si no tiene a nadie que pueda dedicarle un tiempo a su casa, mientras está de vacaciones, lo mejor es seguir una serie de pequeños consejos de limpieza;

Procura dejar todos los platos limpios, pues de lo contrario, con el paso del tiempo pueden aparecer hongos y mal olor.

  • Procura no dejar comida en el frigorífico, pues si es comida perecedera, a la vuelta estará podrida y habrá dejado mal olor.
  • Deja toda la colada limpia, pues si a la vuelta, al día siguiente de la llegada, tenemos que reincorporamos a nuestra vida cotidiana, disponer de ropa limpia te resultará muy útil.
  • Deja la cama hecha y con sábanas limpias, pues al volver de vacaciones es muy agradable encontrarse con la cama hecha y las sábanas limpias.
  • Es indispensable que se realice una limpieza a fondo antes de marcharse.
  • Por último corta la luz,  el agua y el gas, de esta forma ahorrarás mientras estás de vacaciones.

Siguiendo estos pequeños consejos antes de marcharse, os aseguro que la vuelta será menos traumática, sin tener que llamar a una empresa de limpieza para limpiar la mugre del frigorífico.

Mantenimiento de limpieza de tu lugar de trabajo

Mantenimiento de limpieza de tu lugar de trabajo

La eficacia en el trabajo comienza por tener un lugar de trabajo limpio y ordenado en el que trabajar cómodo, una empresa de limpieza puede ayudar mucho.

Ya sea una oficina tradicional o un trabajo desde casa, hay que realizar una limpieza, es recomendable tener a raya el polvo de los muebles. Para ello se debe retirar el polvo, una vez por semana, con un trapo y producto atrapapolvo. Desempolvaremos todos los muebles; estanterías, librerías, mesas, escritorios…

Es recomendable una vez al mes, vaciar los muebles quitando el polvo, de esta forma también aprovecharemos para limpiar los libros y demás objetos.

Mantener la mesa de trabajo limpia y ordenada nos permitirá centrarnos en lo que realmente es importante, hay que evitar tener la mesa llena de trastos que nos distraigan.

Para las personas que en su trabajo comparten ordenadores y material de oficina, es importante el uso de toallitas desinfectantes, de esta forma podremos mantener limpio y desinfectado el teclado, el ratón, la pantalla y todos los objetos que se comparten.

Al finalizar cada jornada laboral es recomendable vaciar la papelera, para así evitar que la basura se acumule.

Por último para mantener la mesa de trabajo limpia es muy importante no comer en ella, pues la mesa de trabajo se puede llenar de migas y se pueden manchar documentos importantes.

Consejos para limpiar el polvo

Consejos para limpiar el polvo

El polvo, aunque no lo parezca, es una de las cosas más difíciles de limpiar, pes es algo que limpias y al rato se vuelve a posar. Pero si tenemos precaución y seguimos algunos pasos vamos a tener mejores resultados.

Es importante decir que en el polvo se encuentran los ácaros, células de piel muerta y pelos, que son los principales causantes de enfermedades alérgicas.

Para limpiar el polvo, existen trapos de gamuza muy efectivos, también están los plumeros y los trapos de microfibra y por supuesto una gama de productos limpiadores de polvo.

Para empezar a limpiar el polvo, siempre se debe empezar a limpiar desde arriba, techo, paredes y cuadros, empezar desde arriba es muy importante para no llenar de polvo los demás objetos o muebles.

Todos los días se debería de limpiar con un trapo los electrodomésticos, muebles y repisas y así evitar que el polvo se acumule.

Una vez a la semana, una empresa de limpieza o nosotros mismos, limpiaremos el polvo de las lámparas, zócalos y cuadros.

Si tenemos cortinas, es un sitio donde se acumula bastante polvo, debemos lavarlas una vez al mes, de esta forma también aprovecharemos para limpiar las ventanas y sus cristales.

Lo último que debemos hacer es pasar la aspiradora, es mejor pasar la aspiradora que barrer ya que el polvo se dispersa menos.

Siempre es recomendable ventilar la casa, aunque sea invierno y haga frío, aunque sea 15 minutos.

Cómo limpiar el frigorífico

Cómo limpiar el frigorífico

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más imprescindible en nuestro hogar, pues en él se guardan todos los alimentos perecederos y necesarios para nuestra alimentación diaria.

Es importante limpiarlo a fondo una vez al mes y cada semana hacer un mantenimiento donde aprovecharemos a retirar lo que ya no sirva. También es conveniente ordenar los alimentos poniendo delante a la vista, los alimentos que tengan más tiempo y atrás los más frescos. Es importante utilizar contenedores transparentes para ver fácilmente lo que guardamos. Para un buen mantenimiento de limpieza es importante limpiar inmediatamente si algo se derrama.

Para una limpieza óptima no es recomendable utilizar productos tóxicos, alguna opción puede ser utilizar una solución de agua y vinagre o agua templada y un poquito de detergente neutro. Necesitaremos también una esponja y trapos.

Primero vaciaremos el frigorífico para limpiar bien el frigorífico y seguidamente procederemos a limpiarlo con la solución que haya elegido, limpiar bien todos los rincones; cajones, parrillas…después secamos bien todo el interior y accesorios. A continuación limpiamos la parte exterior, puertas, tiradores incluso es recomendable quitar el polvo de la parrilla.

Por último para mantener los olores alejados del frigorífico, se puede colocar una caja con la tapa perforada de bicarbonato.

Cómo limpiar el horno

Cómo limpiar el horno

Los productos destinados para limpiar el horno, que se encuentran en los comercios, pueden ser eficaces, pero son unos de los más contaminantes y tóxicos, no solo para nuestra salud, sino también para el medio ambiente.

En casa el horno se usa bastante, pues es más sana la comida hecha al horno, y debido a ello se ensucia mucho.

Para que la suciedad no se acumule mucho, lo primero que debemos hacer es mantenerlo limpio, por ejemplo una vez que se derrame algo, limpiarlo lo antes posible (siempre hay que esperar a que se enfríe).

A pesar de todo esto, siempre llega el día que el horno necesita una limpieza profunda.

 

Para hacer una limpieza natural del horno se puede hacer de la siguiente manera;

  • 1 taza de bicarbonato      sódico
  • 1/3 taza de sal
  • 1/3 taza de agua

Primero si hay mucha suciedad, procederemos o una empresa de limpieza a quitar lo mayor con una espátula de plástico. A continuación formar una pasta con los ingredientes y cubrir el horno. Dejar actuar toda la noche y a la mañana rociar con agua, fregar con una esponja y luego enjuagar y secar con un trapo.

Si al secarse aparecen manchas blancas, es el bicarbonato, lavar con agua jabonosa y volver a enjuagar. Si el horno estaba muy sucio igual hay que volver a repetir la misma operación.

Una limpieza ecológica

Una limpieza ecológica

Los clientes hoy en día, cada vez más frecuentemente están demandando  productos y técnicas de limpieza respetuosas con el medio ambiente.

Hay estudios que demuestran que las técnicas de limpieza ecológicas, son beneficiosas tanto para el trabajador de la empresa de limpieza como para los ocupantes de las instalaciones.

Una limpieza ecológica consiste en usar productos que tengan un menor efecto sobre la salud humana y el medio ambiente, que los productos comúnmente utilizados para el mismo propósito.

Los beneficios de una limpieza ecológica son muchos, pues se experimentan menos problemas de salud en el personal, por lo tanto, las bajas por enfermedad son menores y aumenta la productividad.

Así como la utilización de  productos normales contribuye a la contaminación del agua, el uso de productos ecológicos o biodegradables facilita el tratamiento en las depuradoras.

Debido a que los clientes cada vez más lo están demandando, una limpieza ecológica da ventajas en la comercialización de los servicios de una empresa de limpieza.

Fregado con doble cubo

Fregado con doble cubo

A continuación explicaremos la diferencia que hay de fregar con un único cubo, a fregar con doble cubo, ya que muchas empresas de limpieza lo hacen.

Para fregar con un único cubo, se llena el cubo de agua por la mitad y con un producto de limpieza. A continuación se pasa la fregona a una distancia de aproximadamente 30cm del zócalo, la fregona ahora ha desprendido la mayor parte del líquido, a continuación se pasa al lado del zócalo o pared, procurando no mojar la pared. Después se coloca la fregona en el escurridor, se da media vuelta y se hace presión para escurrirla bien, la fregona ahora está seca, se vuelve a mojar y escurrir para que quede lo más limpia posible.

Se moja de nuevo la fregona y se lleva hasta el punto de comienzo, arrastrándola y mojando el centro de la pasada y comenzando a mojar el suelo formando ochos con la fregona.

Para fregar con dos cubos; se disponen dos cubos, uno con agua limpia y producto de limpieza y otro para el agua sucia. Es aconsejable que los cubos sean de diferente color para así poder distinguirlos. El cubo con agua limpia y producto se llena 3/4 partes y el cubo para el agua sucia con llenarlo 1/4 parte es suficiente, el escurridor se coloca encima del cubo para el agua sucia.

Primero se sumerge la fregona en el cubo con agua limpia y producto, a continuación se pasa la fregona a una distancia de aproximadamente 30cm del zócalo, se sumerge la fregona en el cubo para el agua sucia y se escurre, para seguir mojando el suelo, introducir la fregona en cubo de agua limpia.

La forma de limpiar es igual que anteriormente, se arrastra la fregona y se moja el suelo formando ochos con la fregona.

Limpiar manchas de humo por un incendio

Limpiar manchas de humo por un incendio

A quién no se le ha olvidado alguna vez una sartén o una cazuela en el fuego y como consecuencia ha tenido un pequeño incendio en casa? A mucha personas. Después de apagar debidamente el fuego y después de pasado el susto, hay que proceder a la retirada de elementos quemados y la limpieza de manchas de humo de suelo, paredes azulejadas u otras superficies.

Para hacer una limpieza eficiente, primero debemos rascar firmemente, después hay que frotar bien para retirar las partículas de suciedad y de humo y el efecto ennegrecedor producido por el calor.

Después de eliminar los restos más desprendibles en nuestra empresa de servicio de limpieza, debemos proceder a limpiar las manchas más incrustadas, para lo cual lo mejor es utilizar amoniaco sin rebajar, pero debido a su fuerte olor, la limpieza debe de realizarse con las ventanas abiertas para ventilar y siempre utilizar mascarilla para no respirar los vapores que desprende el amoniaco.

Para conseguir un mejor resultado, primero debemos dejar actuar el producto y seguidamente frotar. Para retirar los restos mejor, se puede utilizar un estropajo suave, tiene que ser suave para evitar rayar la superficie.

Si con esta forma de limpieza las manchas persisten, entonces será necesario emplear alguno de los productos específicos existentes en el mercado, para la eliminación de grasas carbonizadas o resinas en áreas que estén en contacto con el fuego o el humo.