Cómo limpiar el horno

Los productos destinados para limpiar el horno, que se encuentran en los comercios, pueden ser eficaces, pero son unos de los más contaminantes y tóxicos, no solo para nuestra salud, sino también para el medio ambiente.

En casa el horno se usa bastante, pues es más sana la comida hecha al horno, y debido a ello se ensucia mucho.

Para que la suciedad no se acumule mucho, lo primero que debemos hacer es mantenerlo limpio, por ejemplo una vez que se derrame algo, limpiarlo lo antes posible (siempre hay que esperar a que se enfríe).

A pesar de todo esto, siempre llega el día que el horno necesita una limpieza profunda.

 

Para hacer una limpieza natural del horno se puede hacer de la siguiente manera;

  • 1 taza de bicarbonato      sódico
  • 1/3 taza de sal
  • 1/3 taza de agua

Primero si hay mucha suciedad, procederemos o una empresa de limpieza a quitar lo mayor con una espátula de plástico. A continuación formar una pasta con los ingredientes y cubrir el horno. Dejar actuar toda la noche y a la mañana rociar con agua, fregar con una esponja y luego enjuagar y secar con un trapo.

Si al secarse aparecen manchas blancas, es el bicarbonato, lavar con agua jabonosa y volver a enjuagar. Si el horno estaba muy sucio igual hay que volver a repetir la misma operación.