Fregado con doble cubo

A continuación explicaremos la diferencia que hay de fregar con un único cubo, a fregar con doble cubo, ya que muchas empresas de limpieza lo hacen.

Para fregar con un único cubo, se llena el cubo de agua por la mitad y con un producto de limpieza. A continuación se pasa la fregona a una distancia de aproximadamente 30cm del zócalo, la fregona ahora ha desprendido la mayor parte del líquido, a continuación se pasa al lado del zócalo o pared, procurando no mojar la pared. Después se coloca la fregona en el escurridor, se da media vuelta y se hace presión para escurrirla bien, la fregona ahora está seca, se vuelve a mojar y escurrir para que quede lo más limpia posible.

Se moja de nuevo la fregona y se lleva hasta el punto de comienzo, arrastrándola y mojando el centro de la pasada y comenzando a mojar el suelo formando ochos con la fregona.

Para fregar con dos cubos; se disponen dos cubos, uno con agua limpia y producto de limpieza y otro para el agua sucia. Es aconsejable que los cubos sean de diferente color para así poder distinguirlos. El cubo con agua limpia y producto se llena 3/4 partes y el cubo para el agua sucia con llenarlo 1/4 parte es suficiente, el escurridor se coloca encima del cubo para el agua sucia.

Primero se sumerge la fregona en el cubo con agua limpia y producto, a continuación se pasa la fregona a una distancia de aproximadamente 30cm del zócalo, se sumerge la fregona en el cubo para el agua sucia y se escurre, para seguir mojando el suelo, introducir la fregona en cubo de agua limpia.

La forma de limpiar es igual que anteriormente, se arrastra la fregona y se moja el suelo formando ochos con la fregona.