La limpieza en una peluquería

En muchas ocasiones una imagen vale más que mil palabras, y si además hacemos referencia a la primera impresión, todavía más, por eso es de vital importancia mantener la peluquería limpia de cara a causar una buena impresión a nuestros clientes.

Las peluquerías son sitios a los que diariamente acude gente, y como ya sabemos, los lugares a los que acude mucha gente, es de suma importancia mantenerlos limpios y desinfectados.

En una peluquería se hacen cortes de pelo, con lo cual hay que barrer cada vez que se hace uno de ellos. Pero a diario es muy importante efectuar un barrido y fregado a fondo.

Los baños, por los que pasa mucha gente, hay que limpiarlos y desinfectarlos a diario.

También se debe de ordenar y quitar el polvo, de estanterías, mesas, carros, etc. Sobre todo la recepción hay que mantenerla limpia y ordenada, pues es lo primero que ven las clientas cuando entran.

Por último cada 15 días o 1 vez al mes se debe limpiar el escaparate y sus cristales, pues como la misma palabra indica es un escaparate de lo que se puede encontrar dentro, y si vemos un escaparate sucio y descuidado dudo mucho que nos invite a entrar en la peluquería

Si la peluquería es grande y tanto la propietaria como las oficialas de peluquería no se pueden encargar de la limpieza, es recomendable contratar a una empresa de limpieza.