Higiene en la cocina

Cómo limpiar el microondas

Cómo limpiar el microondas

 Muchas veces limpiamos la cocina pero nos olvidamos del microondas, y cuando abrimos el microondas nos encontramos suciedad quemada e incrustada y por otro, los microondas con grill o resistencia están completamente sucios.

Antes de comenzar a limpiar el microondas, un truco que funciona muy bien, es poner a hervir dentro del mismo un vaso de agua, el vapor hará que la grasa se afloje y desprenda con mayor facilidad.

Seguidamente para limpiarlo por dentro se puede hacer de la siguiente manera, sin necesidad de contratar empresas de limpieza para realizar la limpieza de la casa:

  • Se coge una esponja empapada en agua, no se escurre aunque no es necesario que chorree, y se mete en el microondas.
  • Se llena una botella de spray con un poco de agua y 3-5 gotas de aceite de limón, o si no se exprime el zumo de un limón en el agua. Se rocía el interior por todas partes hasta que esté bien empapado.
  • Se pone a funcionar aproximadamente 2 minutos con la esponja dentro.
  • Cuando el horno se apaga se espera un rato,  pues la esponja puede estar demasiado caliente y luego se usa para limpiar el interior añadiendo un poco de jabón de lavar los platos.
  • Por último se aclara con un paño limpio.

Para limpiar el microondas por fuera, lo mejor es pasar a diario un trapo humedecido con un poco de jabón. Si es de acero inoxidable, se humedece un paño con un poco de amoniaco y los resultados son sorprendentes.

La higiene en una cocina

La higiene en una cocina

En una cocina es muy importante mantener un ambiente limpio y tomar en cuenta todas las medidas de sanidad, de esta forma te estarás protegiendo a ti y a tu familia de enfermedades.

Pero no sólo se trata de limpiar el área algunas veces por semana, también hay que mantener la higiene en la cocina y hacer que las bacterias estén lejos de los tuyos.

El área donde se va a cocinar debe de estar siempre limpio, de lo contrario estarás exponiendo los productos a bacterias que se pueden traducir en enfermedades e infecciones.

Los paños, estropajos, fregonas, etc.. que se usan para la cocina deben ser exclusivamente para ella.

Es muy importante mantener el frigorífico limpio, pues en él guardamos nuestros alimentos.

Una de las formas más comunes de infección es la que se produce por la contaminación cruzada; por ejemplo usar un cuchillo para cortar un pedazo de pollo crudo y luego sin lavarlo usarlo para un vegetal crudo. Las bacterias del pollo se trasladan al vegetal causando enfermedades. Hay que ser precavido y usar cuchillos diferentes o lavar el utensilio entre cada uso.

Para terminar, hay que lavarse siempre las manos antes de cocinar y cuando se manipule algún alimento crudo. Si se tiene catarro o gripe hay que protegerse la boca mientras se cocina para evitar el traslado de las bacterias a la comida.