Limpieza de baños y aseos

Los baños o aseos son el espejo de cualquier sitio (local comercial, gimnasio, piscina…). Por este motivo la limpieza e higiene de los mismos es de suma importancia.

Por otro lado, sin una limpieza y desinfección apropiada, son posibles focos de transmisión de pequeños microorganismo, con lo cual se pueden producir contagios.

Es por ello, que debemos tener una higiene y desinfección exhaustiva en todos los sanitarios. En la desinfección y limpieza de baños y aseos, hay que tener en cuenta la variedad de materiales, la presencia y uso del agua que deja rastros de cal y la multitud de rincones a limpiar.

El W.C es la zona de los baños que precisa más limpieza y desinfección, las empresas de limpieza son muy conscientes de como tienen que realizar la limpieza en estos lugares tan delicados. Hay que insistir en la taza del W.C, para una mejor aplicación de los productos es imprescindible vaciar la cisterna, de este modo el producto puede actuar con mayor eficacia. Si utilizamos desincrustantes abrasivos hay que aclarar muy bien. No debemos olvidar las baldosas de alrededor y los rincones que es donde más humedad se acumula y puede producirse moho.

Para limpiar las baldosas o paredes, insistiremos en la zona próxima a los lavabos ya que normalmente se salpican con agua y al secarse quedan restos de cal. Para limpiar las baldosas se utiliza un estropajo con un detergente antical, para las juntas podemos utilizar un cepillo, después se secan con una gamuza de algodón.

Para limpiar las superficies vitrificadas (lavabo, ducha, bidé…), limpiaremos tanto por dentro como por fuera, con un estropajo, detergente antical y desinfectante para posteriormente con una gamuza de algodón proceder al secado.

Prestaremos también especial atención a la grifería, que es donde quedan más evidentes los restos de cal del agua.