Máxima limpieza en las guarderías

Por el bienestar y salud de los niños es de máxima importancia mantener una guardería limpia.

Para reducir el número de gérmenes y con ello la propagación de las enfermedades, es importante la limpieza de las superficies que podrían suponer un riesgo para los niños o al personal.

Las superficies que se consideran con más probabilidades de estar contaminados son aquellas que están en contacto con los niños. Las empresas de limpieza que realizan este trabajo tienen que ser conscientes que es un trabajo muy delicado por las personitas que utilizan este lugar.

Una buena limpieza mecánica diaria, lavado con agua y jabón, reduce el número de gérmenes de las superficies en el ámbito de la atención infantil. Pero algunos objetos y superficies además de limpiarlos con agua y jabón, hay que desinfectar. En el proceso de desinfección se utilizan sustancias químicas que son más fuertes que el jabón y agua.

Los juguetes y artículos que normalmente se caen al suelo, después de cada uso se deben echar a un contenedor con agua y jabón, para quitar la saliva y los gérmenes, de este modo también se previene la contaminación de otros artículos. Los juguetes de peluche, muñecos, juguetes de tela, etc…deben ser lavados a máquina semanalmente.

Los elementos de juego deben tener superficies lisas y no porosas o de tela que sean fáciles de limpiar y desinfectar. Los juguetes de madera se pueden lavar con detergente suave especial para madera.

Los niños pueden contribuir al proceso de limpieza con agua y jabón lo mismo que la empresa de limpieza que realiza este trabajo, así también aprenderán la importancia de mantener sus juguetes limpios.