Cómo hacer una limpieza higiénica

No es lo mismo quitar el polvo que desinfectar, para realizar una buena limpieza en casa hay que estar predispuesta y saber utilizar los productos específicos para todos los elementos que la componen. Además, si los productos son naturales y respetuosos con el medio ambiente, la eficacia es absoluta.

El bicarbonato sódico, además de desodorizar permite limpiar el suelo o el baño, donde normalmente se utilizan los productos más agresivos, pues es muy importante la desinfección de esta estancia. Para conseguir una desinfección óptima también se pueden utilizar lejías o amoniaco.

El vinagre es un limpiador natural que se ha empleado durante mucho tiempo en la higienización de los hogares. El vinagre tiene un alto contenido ácido y gracias a ello es un potente desincrustante y desinfectante, que además previene la aparición de manchas de cal, por ello se puede utilizar en la limpieza de azulejos, cristales y suelos. Para los suelos de madera, en medio cubo de agua echando un chorrito de vinagre conseguiremos un potente limpiador y además dará al suelo su brillo natural.

De todas formas también se puede optar por los productos de limpieza ecológico, que se venden en tiendas especializadas donde los compran las empresas de limpieza.