La higiene en una cocina

En una cocina es muy importante mantener un ambiente limpio y tomar en cuenta todas las medidas de sanidad, de esta forma te estarás protegiendo a ti y a tu familia de enfermedades.

Pero no sólo se trata de limpiar el área algunas veces por semana, también hay que mantener la higiene en la cocina y hacer que las bacterias estén lejos de los tuyos.

El área donde se va a cocinar debe de estar siempre limpio, de lo contrario estarás exponiendo los productos a bacterias que se pueden traducir en enfermedades e infecciones.

Los paños, estropajos, fregonas, etc.. que se usan para la cocina deben ser exclusivamente para ella.

Es muy importante mantener el frigorífico limpio, pues en él guardamos nuestros alimentos.

Una de las formas más comunes de infección es la que se produce por la contaminación cruzada; por ejemplo usar un cuchillo para cortar un pedazo de pollo crudo y luego sin lavarlo usarlo para un vegetal crudo. Las bacterias del pollo se trasladan al vegetal causando enfermedades. Hay que ser precavido y usar cuchillos diferentes o lavar el utensilio entre cada uso.

Para terminar, hay que lavarse siempre las manos antes de cocinar y cuando se manipule algún alimento crudo. Si se tiene catarro o gripe hay que protegerse la boca mientras se cocina para evitar el traslado de las bacterias a la comida.