Cómo hacer más todos los días

Hacer más todos los días

Muchos de nosotros, enfrentados a hacer malabares con varias prioridades en competencia, nos preguntamos cómo hacer más cada día. La crianza de los hijos, el trabajo, el cuidado de la casa, el cuidado de seres queridos, el cuidado personal, las actividades voluntarias o cívicas, la iglesia: las demandas de nuestro tiempo parecen multiplicarse continuamente y, sin embargo, solo hay 24 horas en el día.

Cómo hacer más todos los días

¿Estás «en la Pereza»?

Si alguna vez ha trabajado en un restaurante, ha escuchado la frase «en la pereza» para referirse a alguien que está luchando y que se está quedando atrás. Como en, “La nueva camarera está en la pereza. Su mesa esperó 20 minutos y luego salió «.

Supuestamente, la frase se originó durante la Era de la Prohibición, cuando los propietarios de bares clandestinos escondían licor en la maleza para que la policía no pudiera encontrarlo durante una redada. Más tarde, cuando fueran a buscarlo, tendrían que pasar tiempo buscando entre la maleza sus botellas mientras los pedidos se acumulaban y los bebedores se impacientaban.

Muchas personas viven en la maleza, corren crónicamente atrás y dejan tareas en su mayoría sin terminar. Otros pasan sus días en la maleza y luego se quedan despiertos tan tarde como sea necesario para terminar su lista de tareas pendientes solo para encontrarse tan agotados a la mañana siguiente que no pueden lograr nada más.

Y algunas personas sienten que son productivas pero, a la hora de acostarse, descubren que han estado entre la maleza todo el día y ahora no pueden dormir gracias al Desfile de la Culpabilidad que se desarrolla en sus cabezas.

¿Cómo lo hacen «esas personas»?

Luego están aquellas personas que logran levantarse de la cama bien descansados ​​por la mañana y pasan el día tachando tareas de sus listas una tras otra. De alguna manera, esas personas logran abarrotar más en un día que otras en una semana, por lo que cuando llega la noche, a menudo los encontrará haciendo una cosa que a todos nos gustaría hacer más: relajarse.

¿Cómo lo hicieron? Saben cómo hacer más cada día, hábitos que los de la maleza aún no han adaptado. Lo sé, porque soy una de esas personas que salió de la maleza y, desde entonces, me he asombrado de lo productivo que pueden ser mis días.

Ahora es tu giro.

Cómo hacer más todos los días

1. Piense en el futuro. Una forma segura de meterse en la maleza es dejar que su día pase a tú. Para hacerse cargo de su tiempo, debe planificar cómo lo usará; eso significa hacer la lista de tareas pendientes del día siguiente antes de irse a la cama. Planificar su día también ayuda a aclarar su mente para que también se duerma más fácilmente.

2. Analice el impacto. Averigüe los elementos más importantes de su lista de tareas pendientes y conviértalos en sus prioridades del día. Puede identificar qué tareas son prioritarias pensando en el impacto que tendrán en su vida si no las termina.

Tareas que deben o solo pueden realizarse ese día: Cosas que, si las dejas pasar, tendrán consecuencias desagradables e inevitables. Si hoy es la fecha límite, DEBE ser una prioridad. Ejemplo: pagar una multa por exceso de velocidad; devolver un libro de la biblioteca; responder al correo electrónico de un cliente enojado.

Tareas que mejoran significativamente su tranquilidad: Molestias en la vida que, cuando se dejan desatendidas, se acumulan y te quitan la alegría. Aborde solo uno al día, todos los días, y observe cómo su vida se vuelve pacífica. Ejemplo: sacar la basura de su automóvil; arreglar el grifo que gotea; llamando a su médico para que le examine ese lunar.

Tareas que promueven los objetivos de su vida: Si está trabajando para lograr algo (o desea tener el tiempo para hacerlo), conviértalo en una prioridad para lograr algo hacia su meta todos los días. Ejemplo: programe tiempo para hacer ejercicio si está tratando de perder peso; siéntese y practique durante 20 minutos si está aprendiendo a tocar el piano; trabaje en su presupuesto durante 30 minutos si está tratando de ahorrar para una gran compra.

3. Reclama tu tiempo libre. Tienes más control sobre tu vida por la mañana. Es cierto que es posible que tengas que lidiar con niños que se entretienen o con un viaje de pesadilla al trabajo, pero ¿Quién dijo que tus mañanas tienen que empezar con eso? Despertarse ANTES de sus hijos, en lugar de PARA ellos, le da tiempo para abordar las tareas prioritarias. Por otro lado, dejar las prioridades para más tarde en el día generalmente resulta en una pseudo-emergencia que se hace cargo de su horario. No dejes que eso suceda. Comprométete a motivarte por la mañana.

4. Confíe en las rutinas. Las rutinas se encargan de las cosas antes de que se conviertan en problemas. Los lectores de este blog saben que soy fanático de seguir una rutina de limpieza diaria por esta razón exacta: 20 minutos zumbando por la casa mantienen las cosas bajo control entre limpiezas semanales más minuciosas. Una rutina de ejercicios logra lo mismo, energizando el cuerpo mientras permite que la mente se desestrese. Las rutinas de pago de facturas los días 15 y 30 mantienen a raya a los acreedores. Las rutinas de tarea evitan que los niños te sorprendan a las 10 pm con un proyecto de la Feria de Ciencias que se entregará a la mañana siguiente.

5. Solo di NO. Una vez que tenga su plan para el día, guárdelo ferozmente diciendo «¡NO!» a otras interrupciones (aunque la exclamación es opcional). Si no es una fecha límite o si no pone en riesgo a su familia, trabajo o finanzas, entonces no es esencial hacerlo ese mismo día. Prográmelo para otro momento o rechácelo por completo. ¿Podría esto herir los sentimientos de alguien? Posiblemente, pero comprometerse en exceso dolerá agotando su tiempo y energía, eventualmente conduciendo al resentimiento que pondrá en peligro esa relación, de todos modos.

6. Explotar y luego romper. Ante una lista de cosas por hacer, es tentador analizarla de una vez, pero eso es contraproducente. Centrarse en una tarea durante demasiado tiempo provoca una pérdida de rendimiento a medida que nuestra energía decae y nos volvemos menos conscientes de lo que estamos haciendo. La solución funciona en ráfagas de 20 a 30 minutos y luego se toma un breve descanso. Los descansos nos ayudan a reenfocarnos y, a menudo, conducen a avances, ya que la energía renovada aporta una perspectiva diferente. Es por eso que la Técnica Pomodoro, que alterna ráfagas de 25 minutos con descansos de 2-3 minutos, es tan popular entre las personas productivas.

7. Una cosa a la vez. La multitarea es tentadora, pero difícil de hacer bien. Claro, puede que te haga sentir súper productivo, pero generalmente los resultados son deficientes. Imagínese tratando de estudiar un idioma extranjero mientras su hijo le habla, o practicando escalas de piano mientras está en una conferencia telefónica: aunque puede captar partes y piezas, su cerebro no podría comprender todo muy bien. Preste toda su atención a las tareas importantes y no rutinarias en ráfagas interrumpidas por descansos, y hará un mejor trabajo.

8. Trabajar en piloto automático. La excepción a la regla de la multitarea implica cosas a las que está tan acostumbrado que puede realizarlas en piloto automático. Hablar con un amigo por teléfono mientras corta verduras es un ejemplo. O hacer las tareas del hogar de un minuto mientras espera que sus hijos se vistan para la escuela. El uso de momentos de inactividad puede aumentar realmente su productividad.

9. Deja de perseguir me gusta. Lo has escuchado antes: las redes sociales están matando tu productividad. Sí, proporciona validación emocional y una sensación de estar conectado con el resto del mundo, pero lo hace a costa de lograr las metas que te has fijado para el día. Pocas cosas suceden en línea que no pueden esperar 3 o incluso 6 horas para llamar su atención, así que apague esas notificaciones y manténgase alejado de Facebook y Twitter hasta que haya completado su lista de tareas pendientes del día. Tus amigos seguirán ahí.

10. Pruebe la regla de los 2 minutos. Una vez que haya completado sus tareas prioritarias, eche un vistazo al resto de su lista de tareas pendientes. Si hay algo que te llevará solo 2 minutos o menos, hazlo a continuación. ¿Terminó toda su lista de tareas pendientes y descubrió algo más que debe hacer? Hazlo bien en ese momento si puedes hacerlo en menos de dos minutos. Ejemplo: firme la hoja de permiso para la excursión de su hijo; rellene la bomba de jabón líquido para manos; reúna las revistas viejas en la mesa de café y tírelas a la papelera de reciclaje. (Nota: NO interrumpa otras tareas para hacer otra cosa que demore menos de 2 minutos).

11. Atrapa tareas aleatorias. Ha logrado todo en su lista de tareas pendientes y ha realizado algunas otras tareas porque tomaron menos de 2 minutos, pero ahora es de noche y le gustaría tomar un descanso. ¿Deberías continuar? ¡Por supuesto no! El propósito final de esta productividad es crear tiempo para que se relaje y disfrute de la vida. Cuando termine el día (o intente conciliar el sueño) y se le ocurra una tarea al azar, atrápela anotándola en la lista de mañana. Atrapar tareas aleatorias en una lista significa que no tiene que hacerlo bien, pero tampoco lo olvidará. (Consulte Cómo hacer una lista maestra de tareas pendientes para obtener consejos sobre cómo hacer que esto funcione para usted).

12. Haz que el sueño sea sagrado. Dormir lo suficiente probablemente debería ser la regla número uno porque dormir bien, y lo suficiente, es crucial. Si no está descansado, su cerebro no procesará la información con tanta rapidez, su concentración se verá afectada y es más probable que se sienta abrumado con las tareas del día. usted necesitar por lo menos 7 horas de sueño, así que averigüe a qué hora tiene que levantarse para estar motivado por la mañana (vea el n. ° 3) y cuente siete horas hacia atrás. Entonces, y esta es la parte importante, ¡vete a la cama a esa hora!

Ahora, si tiene bebés que todavía no duermen toda la noche, entonces no te preocupes sobre cómo hacer más todos los días. Está bien ser menos productivo en este momento de tu vida; ¡ya estás logrando una hazaña increíble al criar a un nuevo pequeño humano! Esta etapa pasará y, antes de que te des cuenta, volverán a interrumpir tu sueño al llegar tarde a casa después del baile de graduación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies