Ideas de regalos para anfitrionas

Ideas de regalos para anfitrionas

Dar con ideas para regalos de anfitriona Puede intimidar incluso a los más conocedores de la sociedad. Muy pocas personas entienden la etiqueta que rodea al regalo de la anfitriona y deciden omitirlo, pasando por alto la oportunidad de agradecer a su anfitriona. y haz que su presencia sea memorable.

¿Qué es un regalo de anfitriona?

Aunque los hombres ciertamente organizan fiestas y entretienen a los invitados, la frase «regalo de la anfitriona» sigue siendo el término estándar utilizado. Es un pequeño regalo para expresar gratitud por haber sido invitado.

Una tradición que merece ser honrada

Desafortunadamente, al igual que enviar una confirmación de asistencia a tiempo, dar un regalo a la anfitriona es algo que menos personas están haciendo en estos días. ¡Eso no significa que no debas!

Después de todo, hay un lote del trabajo involucrado en hacer una fiesta:

  • Planificar, limpiar, comprar y cocinar de antemano
  • Reabastecimiento de bebidas y comestibles en todo
  • Hacer que cada huésped se sienta bienvenido e incluido
  • Limpieza (y el alivio ocasional de conflictos entre invitados) después.

Un obsequio de anfitriona honra esos esfuerzos, y la etiqueta dice que siempre se debe decir: «Gracias».

¿No es suficiente mi presencia?

Si y no.

La mayoría de las personas que invitan a recibir invitados en casa lo hacen porque lo disfrutan o porque quieren honrar una ocasión, o ambos.

Tu inclusión en la fiesta es un regalo para de tipo: te sirven abundante comida y bebida, disfrutas del placer de la compañía de los demás y tienes la oportunidad de hacer contactos o conocer gente nueva.

Solo un narcisista o una celebridad pensaría que tiene derecho a ese tipo de trato sin necesidad de reconocer lo amable que fue que el anfitrión los invitara.

Anfitriona con regalo envuelto

Etiqueta de regalo de la anfitriona

En la mayor parte del mundo, se acostumbra llevar un pequeño obsequio. cada hora de su visita. Ignorar esta regla tácita es una excelente manera de asegurarse de que nunca más lo inviten. (En India y en algunas partes del Medio Oriente también se acostumbra llevar regalos para sus hijos).

En los Estados Unidos, donde la costumbre varía según la región y el grupo social, no puede equivocarse si lleva un regalo adecuado.

HACER: Lleve un regalo a una casa que nunca ha visitado

Siempre lleve un regalo a una casa que nunca haya visitado antes, ya sea que vaya al nuevo condominio de su tía Edith en Boca por primera vez o que su nuevo vecino lo invite a tomar una copa de vino. Un pequeño obsequio en esos momentos dice: «Gracias por invitarme».

HACER: Regale un regalo que coincida con la ocasión

Cuanto más formal sea la fiesta, más formal será el regalo. Un cóctel con servicio de catering requiere un regalo más elegante que, por ejemplo, una comida al aire libre en el patio trasero.

La duración de la visita también debería influir en la selección de regalos. Si va a ser huésped de la casa durante varias noches, la etiqueta adecuada implica no solo un pequeño obsequio de anfitriona, sino también llevar a su anfitrión a comer.

HACER: Dar un regalo Pueden usar más tarde

Delantales, juegos de posavasos, servilleteros y cosas por el estilo son todos regalos para anfitrionas que tienen el don de organizar una fiesta. (Consulte la regla de etiqueta sobre flores y alcohol a continuación). No espere que los usen de inmediato, ya que una buena anfitriona dejará su regalo a un lado para abrirlo y disfrutarlo más tarde.

HACER: Dé un regalo atento si los conoce bien

Si sabes que a tu anfitriona le encanta el té, dale una hermosa tetera o una variedad de tés. Los amantes de los libros y la música siempre aprecian los últimos lanzamientos de sus autores o músicos favoritos. Una foto enmarcada de usted y su anfitriona también puede ser un buen regalo, asumiendo que no ofenderá a su pareja o cónyuge.

NO HACER: Olvídese de las alergias

Si no sabe si su anfitrión o alguien de su familia tiene alergias, no dé un regalo que contenga artículos de alto riesgo. Eso significa omitir los obsequios de comida que contienen nueces, trigo o soja. La mayoría de las tiendas que preparan cestas de regalo pueden decirle si sus productos contienen alérgenos conocidos. En caso de duda, dé algo más.

NO DEBE: Traer un ramo

Si no está seguro de si su anfitrión tiene alergias, no lleve flores. ¡Un regalo de anfitriona que las haga estornudar no es un regalo en absoluto! De lo contrario, las flores pueden ser un regalo encantador para la anfitriona. si son ya en un jarrón. Alternativamente, puede traer una planta en maceta, pero consulte la nota anterior sobre alergias.

Una vez más, la etiqueta adecuada de los invitados dice que los ramos de flores no son buenos regalos para las anfitrionas. En todo caso, son una carga, ya que requerirán que el anfitrión encuentre un jarrón, recorte los tallos y arregle las flores cuando tenga invitados para entretener.

NO HACER: Espere que se sirva vino regalo esa noche

Una buena botella de vino u otro licor puede ser un regalo de cortesía para la anfitriona si sabe que disfrutan de las bebidas para adultos. Pero no traiga uno y espere que se abra esa noche; su anfitrión ya ha planeado qué servir.

¡NO seas el invitado que se lleva el vino a casa después de la fiesta porque no estaba abierta! No es un regalo si espera que lo compartan.

No: Regala un regalo que requiere conocer su tamaño

No importa qué tan bien conozca a su anfitrión o anfitriona, la etiqueta dice que nunca debe traer un regalo si es importante obtener el tamaño correcto. Eso significa que no se permiten pantuflas, suéteres u otra ropa.

Y definitivamente no le des un vestido. (Sí, una vez alguien me dio un vestido como regalo de anfitriona. No, no me quedaba y, sí, el incidente fue incómodo para todos los involucrados).

NO DEBE: llevar un regalo que pueda ofender a otros

La forma educada de recepción regalos de anfitriona es agradecer al donante y luego dejar el regalo a un lado para abrirlo más tarde cuando todos se hayan ido. Sin embargo, eso no siempre sucede, especialmente si eres uno de los primeros en llegar.

Pero pocas cosas son más miserables que tener que calmar los sentimientos heridos de los invitados mientras se trata de mantener la fiesta. Por lo tanto, aunque su anfitriona tenga un sentido del humor perverso, no le dé un juego de salero y coctelera travieso u otros obsequios que puedan ofender a otros asistentes a la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies